información sobre aves
  Limpieza e Higiene
 

 Limpieza e Higiene



Limpieza de lo que rodea al periquito
Tiene mucha importancia la higiene en todo cuanto se refiere al periquito. Es necesario ocuparse del alojamiento de nuestra mascota. Las jaulas deben limpiarse con frecuencia incluso desinfectándola, así podemos evitar muchas enfermedades de los periquitos por falta de higiene en su jaula.

No hay que dejar que se acumule la suciedad en el fondo de la jaula, tampoco disponer los palos de forma que un periquito situado en uno superior pueda deponer en uno que esté inmediatamente debajo o en un comedero.

Los accesorios también habrá que limpiarlos, palos, bebederos y comederos, los bebederos cambiarles el agua frecuentemente en invierno y cada día en verano, procurando que no se forme esa capa verde debido a la estanqueidad del agua.

Con los comederos tendremos en cuenta un detalle, las cáscaras vacías hay que retirarlas y rellenar con semillas nuevas, pero con cuidado de no dejar las semillas del fondo del comedero siempre en el fondo, porque llegará un momento que esas semillas tengan meses de antigüedad.

Ha de observarse periódicamente si los periquitos tienen insectos, cosa fácil de ver mirando debajo de sus alas, sitio preferido por tales bichos. Muchas veces se nota su presencia debido a que los periquitos se expurgan de manera anormal, con verdadero furor.

Como complemento, jamás debe faltar la ventilación ni la luz, el que piense que puede tener periquitos en malas condiciones, o posee mucha imaginación o mala voluntad.

Cómo se limpia nuestro periquito
Observando a un periquito podemos comprobar como es su aseo personal, veremos que después de alimentarse, si notan su pico sucio, se lo limpiaran ayudándose de los palos de la jaula. Cuando estén tranquilos se asearán sus plumas con el pico y las patas.

Respecto a sus uñas, el mismo roce con los palos hará que se mantengan dentro de un tamaño razonable, pero sino fuera así y tuviésemos que cortárselas, lo mejor es acudir a un veterinario de exóticos, ya que las uñas de los periquitos tienen una venita que si se la cortamos podemos ocasionarle una hemorragia.

Si por diversos motivos no hay más remedio que ser nosotros los que tengamos que cortarle la uñas, cogeremos al animal, y a trasluz miraremos donde termina esa pequeña venita, para ver a partir de donde podemos cortar para no causarles una herida y una infección. Evidentemente, si se la causáramos, hay que desinfectarle la herida y curársela.

Con todo, debemos saber que si le cortamos la uñas una vez, tendremos que hacerlo siempre, ya que ocasionaremos que, al crecer, salgan más curvadas que de costumbre, teniendo problemas el periquito para coger agarre. Para el pico con una piedra de calcio y un hueso de sepia se lo limará y lo dejará filoso a la vez que hace acopio de minerales.

En verano y en días de mucho calor, podemos optar nosotros mismos por refrescarles con un pulverizador, procurando no darles directamente con el agua y mojarlos de pie a cabeza, es más preferible mojar partes de la jaula para que él luego se restriegue y se humedezca.

También podemos optar por una bañera para periquitos, las hay para colgar por fuera de la jaula o interiores, en cualquier caso lo ideal es no sobrepasar los dos centímetros de agua, lo suficiente para que disfrute de un chapuzón sin el peligro de que se sumerja por completo. No a todos les gusta la bañera y no deberíamos preocuparnos si no le hacen ni caso, seguramente prefieran el método del pulverizador.

 

También hay que evitar que les de el viento pues son muy propensos a resfriarse más si están mojados.





 
  Hoy habia 7 visitantes (16 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=