información sobre aves
  Construyendo la Casa
 


Construyendo la Casa




buscando siempre la cercanía del hombre, el gorrión prefiere nidificar bajo algún alero, entre las tejas, en los entretechos de las casas, en el interior de cualquier hueco o en alguna saliente que le sirva de sostén. También puede hacerlo en cualquier árbol. Frecuentemente disputa estos sitios a golondrinas, ratones y chingolos. Además, suele apropiarse de nidos ajenos, como los de picabuey, leñatero, hornero o tordo músico. En ocasiones, el lugar escogido es sorprendente: A. J. Johnson y J. D. Goodal, descubrieron un nido de gorrión con cinco huevos a escasos centímetros de uno de ñacurutú. Y, recientemente, un grupo de jóvenes ornitófilos pudo observar un nido de gorrión en una torre de iluminación y a escasa distancia de un nido de gavilán blanco (con pichones).

 
Pero sin duda uno de los emplazamiento más insólito fue el de una pareja de gorriones que escogió... el interior de una mina de carbón, en Inglaterra, a más de 100m de  profundidad. En la construcción del nido trabajan el macho y la hembra.
Para ello se valen de pajas, palitos, cordones, pedazos de tela y de papel, crines etc. El nido es abultado y en forma de bola, con entrada lateral y bien tapizado de plumas. A veces los gorriones construyen nidos coloniales; al respecto, comenta R. Housse: “ admiré uno en un naranjo: cinco matrimonios edificaron juntos un enorme cilindro de 70 cm de largo, construyendo una casa de vecinos, separada cada una por un espeso tabique”


                                                          Nido de Gorriones



Al llegar la primavera:
comienzan los rituales del cortejo. En ésta época, varios machos, cuyos colores se han intensificado, persiguen a una hembra, al tiempo que emiten fuertes gritos y dan saltos alrededor de ella, alzando la cola y entreabriendo las alas. En medio de  este cortejo colectivo, los competidores suelen trabarse en duras luchas, embistiéndose y picoteándose.
Cuando uno de los machos logra acercarse a la hembra, exhibiendo su pechera negra, aquella puede rechazarlo durante un tiempo hasta que finalmente acepta alguna ofrenda del pretendiente, consistente ramitas para construir el nido.



Huevos y Pichones:
una vez concluido el nido, comienza la cópula, que en ciertos aspectos, defiere de la otras especies: entre los gorriones, el macho cubre varias veces seguidas a la hembra saltando de un costado a otro, mientras ésta permanece agachada, piando y moviendo permanentemente las alas. Los gorriones son aves sumamente prolíferas efectúan de cuatro a cinco puestas por año y los pichones de la primera nidada pueden alcanzar a procrear a fin del mismo verano. Cada puesta es de tres a seis huevos de tamaños y colores bastantes diversos, posiblemente a causa de lo heterogéneo de la alimentación hay huevos de fondo blanco, celeste, verdoso, rojizo o gris, con o sin pintas. Y éstas pueden ser grandes o chicas, y de color rosado y lila la incubación corre por cuenta exclusiva de la hembra y dura entre once y catorce días.


Pichones
 
                                                                        
Los pichones nacen completamente desnudos y ciegos. Padre y madre se ocupan de
alimentarlos con una frecuencia de alrededor de veinte veces por hora. Es así que los pichones ingieren gran cantidad de insectos y lombrices. Según J.H.Fabre, en una semana pueden consumir hasta 9000 mariposas, orugas y sabandijas. A los catorce días de nacidos los pichones abandonan el nido. Es entonces cuando pueden tener lugar las demás puestas
.
 
  Hoy habia 3 visitantes (23 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=