información sobre aves
  Factores de amenaza
 


Factores de amenaza




Las grullas están entre las familias de aves más amenazadas del mundo. Sin embargo se considera que en España y en Europa occidental tiene una tendencia poblacional estable o en aumento, aunque el estatus de conservación de la especie es vulnerable en Andalucía (Consejería de Medio Ambiente, 2001). Se debe advertir que la abundancia de grullas en España no representa de manera adecuada su estatus de conservación por ser una especie migradora que no cría en la península Ibérica. En Europa la especie esta afectada en cierto grado por la fragmentación de la población, donde se podría estar produciendo una concentración en subpoblaciones (Meine y Archibald, 1996). Resulta complicado explicar cual puede ser el futuro a medio plazo para esta especie en España y Europa occidental debido a los cambios que se están produciendo en sus hábitats de manera acelerada (Meine y Archibald, 1996; Prange et al., 1995; Sánchez et al., 1999) y a la preocupación de los agricultores que observan grandes concentraciones de grullas en sus terrenos (Prange et al., 1995; Sánchez et al., 1993).

De manera similar a los centros que existen en Suecia y Alemania, en Badajoz se planea establecer en el año 2004 algunos lugares de alimentación artificial alrededor del Centro de Interpretación de las Grullas en Moheda Alta, una vez dicho centro esté finalizado y en funcionamiento (Fernández et al., 2003).

Los riesgos potenciales para las grullas son la desecación de zonas húmedas en las que establecen los dormideros, los choques con líneas de distribución de electricidad (Alonso y Alonso, 1999; Alonso et al., 1994; Janss y Ferrer, 2000), la actividad cinegética por las molestias que le ocasiona, o por la caza furtiva. En general la interferencia humana tiene un efecto negativo sobre la especie, si bien pueden acostumbrarse a cierta actividad humana tradicional (e.g., presencia de tractores). Existe un riesgo de predación de muy difícil cuantificación por aves rapaces (Muñoz-Pulido et al., 1993), zorros y otros predadores oportunistas (Avilés et al. 1998). El consumo de nuevos tipos de alimento, como el cereal recién sembrado, entraña riesgos potenciales que todavía no han sido estudiados, debido a que la semilla suele tener una cobertura de productos fitosanitarios y fungicidas.

Las grandes concentraciones de grullas en pocos lugares, especialmente durante las migraciones, pueden incrementar la velocidad de transmisión de enfermedades contagiosas.

 
  Hoy habia 1 visitantes (30 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=