información sobre aves
  Identificación
 


Identificación



Identificación, descripción y rasgos morfológicos:

Ave de color grisáceo y tamaño grande ( 110 cm de longitud y 200 cm de envergadura). Aspecto esbelto con patas y cuello alargados adaptados a los hábitats encharcados. Cabeza con píleo rojo desprovisto de plumas y enmarcado en una franja negra anterior y posterior al píleo que cubre la garganta y la mitad superior del cuello. Franjas blancas desde las mejillas hasta que se unen en la parte media trasera del cuello. Cola corta. Las plumas primarias y secundarias de las alas son negras. La coloración de la cabeza en los jóvenes es parda.

Identificación de cada sexo muy difícil a simple vista, necesitando de medidas biométricas exactas para asignar sexo y que requieren la captura del ave (Swengel, 1992). Un observador experto podría asignar el sexo a cada miembro de una pareja de grullas durante el comportamiento de cortejo.

 

Biometría y peso:

En doce grullas capturadas entre noviembre y enero en la zona de la Laguna de Gallocanta (Aragón) en la década de los años 90 se encontró una considerable variabilidad en el peso (Bautista et al., 1995). La grulla mayor pesó un 46% más que la menor de las grullas inmaduras (grullas de 1 a 4 años). Las diferencias en longitud del ala y del tarso entre las mismas clases de edad fueron menores: un 24% y un 26% respectivamente.


Medidas de doce grullas (Bautista et al. 1995)
Edad Peso (g) Longitud ala (cm) Longitud tarso (cm)
Adultos (8) 5756 + 361 59.9 + 3.1 24.3 + 1.6
Inmaduros (2) 4825 + 229 56.8 + 6.0 22.9 + 1.9
Jóvenes (2) 4950 + 71 56.5 + 0.0 24.4 + 1.2

 

Variación geográfica:
Es posible que el origen en la historia evolutiva de las grullas se pueda localizar en Europa (Krajewski, 1988). La grulla común Grus grus tiene dos subespecies: la grulla europea Grus g. grus, que está presente en Europa, y Grus g. lilfordi Sharpe, 1894 que está presente en Turquía, Armenia y Siberia.

 

Composición sanguínea:
Durante el tiempo en que las grullas están presentes en la Península Ibérica , los niveles sanguíneos de pro teínas plasmáticas disminuyen, mientras que los niveles en plasma de ácido úrico, triglicéridos y colesterol no varían de manera significativa durante el período de invernada (Abelenda et al. 1993). No hay diferencias significativas entre las grullas jóvenes y adultas en la composición del hematocrito, aunque las grullas jóvenes tienen niveles más altos de triglicéridos en plasma.

 
  Hoy habia 4 visitantes (32 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=